BrainStorming

"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que las jugamos". William Shakespeare

El sentido de la vida: el navegante en alta mar

Deja un comentario

El ejemplo del navegante en alta mar.

El navegante se enfrenta con el océano infinito en la pequeña construcción de su navío, que es para él albergue y orden de sus días. Esta metáfora, sirve para explicar el sentido que le damos a la vida, puesto que el hombre a pesar de tener capacidad para razonar, no vive en lo universal, sino que se desenvuelve en lo concreto y sólo a partir de ahí es capaz de razonar.

Es decir, el hombre no ve más allá de las preocupaciones que van más lejos de la superación de sus problemas diarios y de los que le rodean, podríamos decir que en el fondo, tiene un instinto básico de supervivencia.

Siguiendo con el ejemplo del navegante en el mar, éste cuando se encuentra dentro del barco, solamente intentará mantenerlo lo más ordenado posible. Mientras que cuando vea el mar por la ventana, simplemente pensará que se trata de un fondo o decoración de su nave, algo hecho para sostenerlo y transportarlo.

Ésta visión del mar, es la que aplicando la metáfora a la realidad, nosotros mismos tenemos de la vida. Nos basamos simplemente en intentar tener nuestro camarote ordenado, sin dar la misma importancia a lo que pase fuera de éste.

imgres

Fdo: Carlos Hernández Triana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s