BrainStorming

"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que las jugamos". William Shakespeare


Deja un comentario

Primera decisión de Obama tras su reelección

En la mañana de este miércoles, los españoles nos despertamos conociendo el ganador de las tan reñidas elecciones americanas. Evento que fue muy seguido por muchos periódicos de todo el mundo. Al final todos nos “hacemos” partícipes de unas elecciones que no son las nuestras.

Los americanos volvieron a confiar en Barack Obama. Los demócratas ocupan la Casa Blanca por segunda vez. Más de cincuenta y ocho millones son los votantes que ven a Obama como solución definitiva a los diversos problemas que azotan el país. Obama obtuvo 303 votos electorales frente a los 206 de su contrincante Mitt Romney. Pero ¿Será capaz de entablar una estabilidad creíble en el país norteamericano?

Como he dicho, estas elecciones han sido seguidas, en directo y voto a voto, por  muchos países. No es de extrañar que Obama, nada más ser consciente de su segunda victoria como presidente, colgara una fotografía en Twitter con su mujer, Michelle Obama, y con la frase “Four more years”. Ese tweet tiene 810.016 “retweets”. Cifra que demuestra el poder que tienen las redes sociales hoy en día  en el mundo de la política.

Apartando la mirada de las ya pasadas elecciones en los Estados Unidos, centramos la atención en la declaración del presidente en este sábado. Obama rodeado por miembros de su partido, anuncia una subida de impuestos a los ricos.

Alerta de que E.E.U.U. caiga en un “precipicio fiscal”, por el cual las familias americanas empezarían a pagar impuestos de 3.500 dólares por año. Escalofriante. “La gente ha pedido acción, no política”, declara el presidente americano.

Para evitar dicho “precipicio fiscal”, Obama determina como necesaria la subida de impuestos a aquellas rentas que sobrepasen los 250.000 dólares de ingresos anuales. Esta medida serviría para reducir el déficit , pero todo esto, sin que afecte a la clase media.

Los republicanos muestran su total disconformidad ante este proyecto que los demócratas quieren poner en marcha. Denuncian a Obama de “fomentar” una lucha de clases. Además, niegan que los más ricos paguen más aún ya que, para ellos,  son generadores de la recuperación económica y un elemento clave para la salida de la actual crisis económica.

En la Cámara de Representantes todo es diferente: los republicanos ganaron  a los demócratas por una diferencia de 55 congresistas más. Hoy el “speaker” de ésta cámara, John Boehner, declara que los republicanos están abiertos  a cualquier negociación con el partido rival. Aún así, él considera una tropelía la posible subida de impuestos que, en su opinión, lastraría el poder de inversión de la clase social que mejor puede activar las empresas.

“Subir los impuestos ralentizará esa capacidad de crear empleos que todos dicen querer”, termina diciendo Boehner.

Fdo: Álvaro Navarro Sotillos

Anuncios


Deja un comentario

Obama o Romney

Como muy bien sabemos todos, este próximo martes 6 de noviembre de 2012 se celebrarán las elecciones norteamericanas. Todo está listo, todo está preparado.

Estados Unidos, un país de trescientos once millones de personas, sabrá dentro de dos días quién será el que trabajará en la Casa Blanca los próximos cuatro años. La lucha por la presidencia se disputará entre el demócrata y actual presidente Barack Obama y el candidato y multimillonario republicano Mitt Romney.

Una encuesta realizada recientemente por la NBC News y el Wall Street Journal anuncian que Obama tendrá el apoyo del 48% de los posibles votantes y Mitt Romney obtiene el 47%. Demostrando lo empatadas que parecen estar estas elecciones.

(Este mapa muestra la previsión de las victorias democráticas y republicanas en los diferentes estados del país).

Barack Obama tendría la cifra de 237 votos electorales mientras que su contrincante llegaría a 206. Para ganar las elecciones se tendría que obtener 270 de los 538 votos electorales.

En cuanto al asunto del devastador huracán “Sandy”, que dejó hace unos días muchos fallecidos y cuantiosos daños materiales, el 68% de la población encuestada aprueba el manejo que realizó Barack Obama frente a este desastre natural. Por el contrario, un 15% se muestra poco conforme con esas medidas.

Barack Obama se presenta por segunda vez en las elecciones americanas. El candidato demócrata y actual presidente, ha atravesado una etapa dura para el país norteamericano, dominada por la crisis económica mundial.

La oposición le tilda de no cumplidor de sus promesas. Guantánamo sigue funcionando casi igual como lo hacía hace cuatro años atrás. Le califican de mal gestor en el ámbito económico. Por ejemplo, Obama prometió recortar el déficit presupuestario del mandato anterior a la mitad y los resultados no demuestran tal cumplimiento.

También ha aumentado el número de los dependientes de los “food stamps”. De 32 millones del anterior mandato a 47. Con estos datos Romney podría atacar a Obama con la frase que, años atrás, Ronald Reagan dijo a su adversario Carter: “Antes de ir a votar, pregúntese usted si esta mejor o peor que hace cuatro años”.

Mitt Romney, gobernador de Massachusetts (2003-2007) y candidato republicano a la presidencia americana, tiene muchas posibilidades de quitarle el puesto a Obama en la Casa Blanca. Sus votantes le califican de tener una mejor experiencia laboral frente a su adversario demócrata ya que no están conformes con el camino que esta siguiendo Obama con respecto a la salida de la crisis.

La oposición ve en Romney un hombre multimillonario y un ser de las altas esferas del país. Alejado del hombre de a pie americano, piensan que desviará la atención de los más débiles. Además ensalzan la mejora de la política exterior, antes maltrecha por George Bush,  gracias a Obama tras sus muy buenos proyectos.

Los que apoyan  a Mitt Romney creen que Obama ha perdido la ilusión, que Estados Unidos de América necesita una renovación que vuelva a influir ese ánimo en estos tiempos tan complicados.

Barack Obama o Mitt Romney. Dos nombres que suenan y sonarán por todo el planeta durante estos días. Una lucha muy igualada por gobernar uno de los países más poderosos, si no el que más. ¿Quién ganará?

Fdo: Álvaro Navarro Sotillos