BrainStorming

"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que las jugamos". William Shakespeare


Deja un comentario

El alcohol y la “vida padre” de los políticos

No parece ser suficiente, para la población española, conocer las faraónicas sumas de dinero que cobran los políticos en este país para ahora saber a qué precio están los cafés, tés, aperitivos y toda clase de gastronomía que se sirve en las cafeterías emplazadas dentro del Congreso de los Diputados. Y estos precios no se caracterizan por ser altos, precisamente.

ImagenNo sé si este edificio, situado en la calle Floridablanca de Madrid, está dotado jurídicamente de una situación parecida a la de un paraíso fiscal. Pues el precio de un “gin-tonic” es totalmente diferente al precio de otro mismo “gin-tonic” servido en otro bar de cualquier parte del país. En el Congreso, una bebida de estas cuesta 3,45€ y en otro establecimiento de Madrid, rondaría entre los 6 y 8 euros. Si mal no recuerdo.

Ayer mismo, mediante el consenso unánime de los políticos,  decidieron quitar la subvención a las bebidas destiladas en los establecimientos del Congreso de los Diputados. Eso sí, la cerveza, la copa de Rioja, el refresco y el menú “desayuno de crisis” seguirán siendo igual de baratos. ¡Que no me lo toquen!, diría Rajoy disgustado.

Dudo qué es lo que me parece más lamentable: que un político page menos por un Rioja que un ciudadano de a pie o que se permita servir bebidas alcohólicas destiladas en el Congreso de los Diputados. Me puedo imaginar la cara que se le pondría a un directivo si ve a uno de sus empleados degustar un “ron-cola” entre horas de trabajo en la cafetería de su oficina. Aunque en el caso de los políticos quizás sea un poco diferente. Me explico:

Considero a la política española como la compañía de más importancia de este país. Es una empresa que se llama “España” y todos pagamos para mantenerla a flote. Me parece de un altísimo grado de sinvergüencería saber que nuestros representantes se toman, entre pleno y pleno, una copa llena de alcohol. Seguro que alguno de ellos, en vez de dejarse la voz y los sesos en cada reunión en el Congreso, se deja los codos en la barra de una de estas cafeterías. Mostrando una falta de respeto plena ante los ciudadanos que en él confían.

Señores políticos, ¡basta ya de pegarse la “vida padre”!

 

 

Fdo: Álvaro Navarro Sotillos

Anuncios