BrainStorming

"El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que las jugamos". William Shakespeare


Deja un comentario

Papa Francisco, primer jesuita y no europeo

Ayer por la noche, las campanas de la Catedral de San Pedro volvieron a doblar para anunciar la elección del nuevo Papa. Visitantes de todo el mundo acudieron a la cita y esperaron durante interminables horas el anuncio de aquella buena nueva. El primer protagonista fue una gaviota que se posó en la chimenea -al menos dio un toque de humor a la espera- pero a las 19.06 salió de aquella chimenea un humo negruzco que, poco a poco, se fue aclarando hasta convertirse en blanco casi plateado. Para ese entonces, la Plaza de San Pedro fue un clamor.

Pasaron 13 días desde que el Papa emérito, Benedicto XVI, dejase sin dueño el mando de la Iglesia Católica. Ya se palpaba el ansia por saber quién sería el nuevo Papa. En primer lugar, salió el protodiácono Jean-Louis Tauran que anunció el gaudium magnum. Lo pronunció con alguna dificultad debido al párkinson que padece. Minutos después, se mostró el nuevo Pontífice ante el mundo entero: el argentino Jorge Mario Bergoglio. Su nombre papal sería “Franciscum”. Es Jesuita y latinoamericano.

Bergoglio-1.jpg_1103405957

Los visitantes de la plaza se llevaron una descomunal sorpresa al ver al nuevo Papa, pues nadie se imaginaba que el Cardenal Bergoglio fuese elegido como sucesor de San Pedro. A lo largo de la semana, habían sonado con más fuerza nombres de diferentes nacionalidades como el del Cardenal Italiano Scola, el brasileño Scherer, el canadiense Oullet o quizás el norteamericano O´ Malley. Este “cambio de tuerca” en los pronósticos hace plasmar el máximo secretismo y compromiso con el que se realiza el cónclave.

Los primeros minutos de Bergoglio como Pontífice en la terraza de la Catedral, se caracterizaron por la inmovilidad, se mostró hierático y alzó su mano derecha para saludar al pueblo de Roma. Eran momentos de atónito silencio cuando, segundos después, arrancó con un “Fratelli e sorelle, buona será!”. Entonces empezó a hablar de forma tranquila y en perfecto italiano, como cabía esperar.

181051_593590320668633_1035994508_n

“Antes de nada querría hacer una plegaria por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI”, dijo el Papa Francisco acordándose de su predecesor, Joseph Ratzinger.

 

Luego, les pidió el favor a sus feligreses de que rezasen al Señor para que le bendiga. Esta forma de hablar del Papa Francisco, tan directa y humilde, hizo romper con el tradicional discurso que tantos Pontífices han dado en ese mismo balcón a lo largo de la historia de la Iglesia. Con esto, consiguió ganarse la simpatía de muchas de las personas ahí presentes. Después rezó, junto con el pueblo, un Padrenuestro y un Ave María. “¡Nos veremos!”, se despidió el ex Cardenal argentino.

Lo que más impresiona del nuevo Pontífice es su procedencia iberoamericana, ya que es el primer Papa no europeo. Esta característica puede ser positiva, pues derroca completamente al eurocentrismo papal. Impacta, a la vez, que sea Jesuita, ya que nunca un Cardenal de esa congregación se ha sentado al mando de la Iglesia Católica. Además, es el primer Papa que utiliza como nombre Francisco. Según informa la Sede del Vaticano, se llamará “Francisco” y no “Francisco I”.

image_content_high_38281674_20130313153359Estudiante de química, filosofía y humanidades. La gente que conoce a Bergoglio, lo describe como una persona humilde, austera, casi cotidiana y, probablemente, este sea uno de los factores detonantes por los cuales hayan hecho ascender al argentino de una forma tan rápida en el escalafón episcopal. También es conocida su fuerte disconformidad con respecto al matrimonio homosexual, al aborto y su tensa relación con los dirigentes argentinos Néstor y Cristina Fernández de Kirchner al que le tildaron de “oposición”.

Lo que el pueblo católico espera del Papa Francisco es que reorganice la Curia Vaticana, que tan espesa se está haciendo para la Iglesia; amplíe la transparencia del la Santa Sede, pues en eso se fundamenta la verdadera cercanía con el pueblo y  que mejore las relaciones con el Islam y con los judíos.

No es nada fácil la situación que Jorge Mario Bergoglio tiene ante sí, para eso deberá trabajar con los mejores compañeros y tener al pueblo cristiano consigo. Ayer, en su primer discurso, dio muy buena imagen a todos aquellos que estuvimos viéndole atentamente. Pero muchos son los años que le quedan en esta profesión y pesada es la carga que ha de soportar. ¿Marcará un nuevo rumbo para la Iglesia?

 

 Fdo: Álvaro Navarro Sotillos

 

(Aquí os mando un discurso del nuevo Papa en la Asamblea Nacional de Cáritas Argentina en 2009, con el objetivo de ver realmente cómo es su persona). 


Deja un comentario

¡Jesuita y latino americano!

¡Que gran sorpresa! Nadie, nadie, nadie lo pensaba.  Ni estado unidense, ni canadiense, ni italiano sino argentino ¡Primera vez en la historia que un Papa es jesuita y también primera vez que es hispano americano! Jorge Mario Bergoglio, 76 años, nació en Buenos Aires y se hará llamar Francisco I. “Hermanos y hermanas buenas tardes” han sido sus primeras palabras. A continuación ha dedicado una oración a su antecesor Benedicto XVI.

Cercanía y ternura son las primeras sensaciones que nos ha regalado.

Comunicado del Provincial de España de la Compañía de Jesús

La Compañía de Jesús en España, y en su nombre el Provincial de España, P. Francisco José Ruiz Pérez SJ, se congratula y acoge con fidelidad y con esperanza el nombramiento del nuevo Pontífice de la Iglesia católica, Francisco I. Revivimos en un momento tan trascendente para la Iglesia como éste, lo que articula nuestro carisma fundacional: “Nuestro servicio a la Iglesia sólo será verdaderamente cristiano si está anclado en la fidelidad a Aquel que hace nuevas todas las cosas; y sólo será jesuítico si está unido con el sucesor de Pedro” (Normas Complementarias, 252 & 1).

Los jesuitas oramos por este compañero nuestro, el ahora nuevo Papa Francisco I, que realizó parte de su formación jesuítica en Alcalá de Henares (1970-1971), y por la tarea que tiene ante sí para toda la Iglesia. Estamos convencidos de que el Espíritu lo alentará para continuar, con sencillez y audacia, la tarea de la nueva evangelización que iniciaran Juan Pablo II y Benedicto XVI. De esa nueva evangelización está necesitado nuestro mundo para salir de sus muchas encrucijadas de presente y futuro.

¡Bienvenido Santo Padre!

FDO: Jaime Zaera


Deja un comentario

Benedicto XVI renuncia como Papa tras 8 años de su elección

Esta mañana, la población mundial recibía la inesperada noticia con gran asombro: el Papa Benedicto XVI aclara que renunciará al cargo como Pontífice el día 28 de este mismo mes a las 20:00 horas. El primer medio en anunciar dicha decisión fue la agencia oficial italiana ANSA.

frases_benedicto_efe--644x362

Benedicto XVI anunció su retirada esta misma mañana durante un consistorio en el Vaticano organizado, en un principio, para otorgar la canonización a unos mártires. Para los asistentes en esa reunión, la noticia resultó “pillarles por sorpresa” ya que no se esperaban, en absoluto, la voluntad de renunciar del Papa. Parece que, en gran parte de la Iglesia, tampoco se sabía sobre tal decisión. Un claro ejemplo lo encontramos en el desconocimiento absoluto del Arzobispo de Madrid, Rouco Varela, que se pasó por Roma hace pocos días.

“Queridísimos hermanos,

Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia…”

 

Así empezaba, Benedicto XVI, el discurso de su despedida. El actual Papa, anuncia que “no tiene fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino” y que “el vigor del cuerpo y del espíritu han disminuido en él” y, por lo tanto, esto hace reconocer su incapacidad para ejercer adecuadamente su ministerio encomendado.

Además, el papa Benedicto XVI, otorgó un punto de sinceridad a su anuncio, como apreciamos en este fragmento:

“Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos.”

Joseph Ratzinger, nació en Baviera (Alemania) el 16 de abril de 1927 y fue elegido Papa el 19 de abril de 2005 tras la muerte de Juan Pablo II. Benedicto XVI empezó su mandato como Pontífice con un deber, de gran envergadura, que era igualarse al Papa anterior, el polaco Karol Wojtyla, el cual llevaba ejerciendo como Pontífice desde el año 1978 al año 2005.

A Benedicto XVI se le antojaron difíciles problemas como el caso de pederastia provocado por parte de unos obispos en diferentes lugares del mundo, a lo que tuvo que conducir al Papa a pedir perdón públicamente en nombre de la Iglesia. También, es bien conocido este Papa como el primero de su cargo en integrarse con los católicos en los medios sociales al crearse una cuenta de Twitter (@pontifex).

Benedicto-XVI-publico-cuenta-Twitter_TINIMA20121219_0366_5

Una de las acciones más famosas de Benedicto XVI. Escribiendo su primer tweet.

Muchos piensan que Joseph Ratzinger renuncia como Papa por causas de salud, aunque dicha hipótesis no queda confirmada. Si es cierto, que Benedicto XVI tiene 85 años y sufre problemas de corazón, se le tiene prohibido poner pie en terrenos de más de 2.000 metros de altitud, tiene dificultad de visión en el ojo derecho, sufre artrosis en su cadera derecha…

No es de extrañar que esta noticia haya conmocionado a gran parte de la población del globo terráqueo, ya que, hacía siglos que no pasaba un acontecimiento parecido. Celestino V en 1294 y Gregorio XII en 1415 son ejemplos de renuncia papal. A consecuencia de este suceso, la pregunta que monopoliza las conversaciones tanto en la calle como en las redes sociales es: ¿Y ahora qué?

Como ya se anunció anteriormente, Benedicto XVI seguirá en su cargo hasta el jueves 28 de febrero. Después, se reunirán en marzo, en la Capilla Sixtina, los 120 cardenales del Colegio Cardenalicio vaticano con el único objetivo de elegir al próximo sucesor de San Pedro. La “fumata blanca” anunciará el final de este cónclave. Mientras, Joseph Ratzinger, el que fuera el Papa número 265 en la historia de la Iglesia, vivirá en un monasterio de clausura dentro del Vaticano.

 

Fdo: Álvaro Navarro Sotillos